Alumnado del Segundo curso de los Ciclos Formativos visitan la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife

Instituto | Santa Cruz de Tenerife

Una treintena de alumnos del IES Santa Úrsula visita las santacruceras instalaciones de la Cámara de Comercio para conocer los principales servicios que presta este organismo, sobre todo los relacionados con la emprendeduría y su servicio de asesoramiento en la creación de empresas.

Natalia Media, asesora del Departamento de Creación de Empresas, fue la responsable de dar a conocer al alumnado de Formación Profesional la importante labor que desarrolla esta entidad en el engranaje productivo y empresarial provincial, puesto que muchas de las personas que optan por poner en marcha cualquier actividad, pasan por estas instalaciones no sólo para recibir el pertinente asesoramiento sino también para realizar muchos de los trámites necesarios para la puesta en marcha de una actividad empresarial.

A lo largo de su intervención, Natalia interactuó en todo momento con el alumnado, no sólo realizando todo tipo de explicaciones sobre los servicios que la Cámara ofrece al ciudadano, sino también interesándose por algunas de las propuestas de los jóvenes que, de momento, sólo se circunscriben al ámbito académico, pero que no resultaría nada extraño que en un futuro no muy lejano algunos de los mismos pudiesen hacerse realidad. Estas primeras nociones empresariales, o muchos de los aspectos tratados en la charla, ya eran conocidos por los estudiantes al formar parte de sus currículos académicos.

Medina también fue cuestionada por las diferentes opciones jurídicas o las más convenientes a las que puede optar cualquier emprendedor, sobre todo los jóvenes, que al carecer de recursos económicos de cuantías considerables, eligen la modalidad individual como figura jurídica, independientemente de que los promotores serán varias personas.

El tiempo de realización de los pertinentes trámites también recomienda esta figura individual, puesto que, en circunstancias normales sólo se precisan unos cinco días para su formalización, mientras que para una iniciativa con una figura jurídica colectiva o societaria la duración podría prolongarse varios días más.

Para Medina, uno de los grandes impedimentos a la hora de afrontar cualquier iniciativa emprendedora está siempre estrechamente ligado al aspectos económico, puesto que son muy pocos los proyectos que no precisen inversión, de ahí que a la hora de obtener financiación a una entidad bancaria, se hace casi que recomendable el asesoramiento de la Cámara para la tramitación de de cualquier tipo de préstamo.

También aludió a la posibilidad de obtener otro tipo de recursos, en este caso para aquellos trabajadores que reciben la prestación por desempleo, puesto que no sólo la puede compatibilizar con la puesta en marcha de una actividad, sino que también podrían recibir la totalidad de la misma en un pago único si el organismo público confía en la viabilidad de la propuesta.

Las bonificaciones de la Seguridad Social a la hora de afrontar las pertinentes cuotas pueden suponer también un gran aliciente para los emprendedores, sobre todo inicialmente, puesto que sólo deberá abonar unos 50 euros a lo largo de los primeros seis meses, para continuar con los segundo seis meses con un cincuenta por ciento de reducción de la base mínima.

Posteriormente, los alumnos tuvieron la oportunidad de conocer diferentes estancias de la Cámara, desde la biblioteca o aulas de formación hasta las propias oficinas que las que sus trabajadores realizan su labor diaria de asesoramiento y tramitaciones.